novedades

ver fuenTe

homeopatía

18 de MARZO de 2016

Laboratorios Gusing SAS, informa a sus clientes que el pasado 17 de marzo de 2016 obtuvo la recertificación en BPMMH (Buenas Prácticas de Manufactura de Medicamentos Homeopáticos), en dicho proceso el INVIMA notificó, que de acuerdo al Acta N°1 de 2009 numeral 2.3 la Sala Especializada de Medicamentos Homeopáticos de la Comisión Revisora del INVIMA se conceptuó lo siguiente: “que los medicamentos homeopáticos simples o complejos deberán mantener su presentación y forma farmacéutica acorde con la vía de administración.”, por lo anterior el INVIMA no considera apropiado autorizar la fabricación de soluciones no estériles envasadas en frascos viales y ampollas. De tal manera Laboratorios Gusing SAS, para dar cumplimiento al concepto técnico no fabricará esta forma farmacéutica en adelante.




HOMEOPATÍA

La homeopatía afirma que cuanto más diluido en agua esté un ingrediente activo más potente se hace; proceso al que llaman «dinamización». Los remedios homeopáticos se preparan diluyendo progresivamente una sustancia y sacudiendo repetidas veces la disolución. Tras las sucesivas diluciones solo quedan presentes cantidades extremadamente bajas de principio activo, e incluso el número de diluciones puede alcanzar tal grado que no quede ni una molécula de la sustancia original; por lo que en la actualidad los homeópatas han recurrido a la supuesta premisa de la "memoria del agua" para explicar los supuestos efectos de estas terapias, pero sin ninguna base experimental ni científica. A pesar de que la ciencia descarta la viabilidad de estas terapias, gozan de una amplia popularidad, llegando a ser financiadas o cubiertas por algunos sistemas desanidad pública o seguridad social, así como por universidades como la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía del Instituto Politécnico Nacional, México.

La homeopatía es una filosofía vitalista que atribuye la causa de la enfermedad a las perturbaciones sufridas por una "fuerza vital" hipotética. Estas perturbaciones se manifiestan en síntomas. Los homeópatas afirman que la supuesta "fuerza vital" tiene capacidad para reaccionar ante perturbaciones internas o externas, según lo que denominan "ley de susceptibilidad". Como ha evolucionado la homeopatía en los grandes países

FRANCIA

En Francia el ejercicio de la homeopatía está reservado exclusivamente a los médicos. Este país ha incluido dentro de su farmacopea una monografía titulada Preparations Homéopathiques que enseña acerca de los métodos para controlar y preparar medicinas homeopáticas, así como sus denominaciones farmacéuticas y niveles de dilución (o potenciación) permitidos. Durante un tiempo estuvo parcialmente financiada por la seguridad social.

ALEMANIA

Actualmente, en Alemania, los tratamientos homeopáticos ya no son financiados por la Seguridad Social. La homeopatía se practica oficialmente por médicos y Heilpraktiker(naturópatas reconocidos, autorizados para practicar la medicina exceptuando cierto número de actos médicos), debidamente titulados, ya sea en centros privados, ya sea en las universidades.En el caso de los médicos, la escuela de referencia es la D.Z.H.A. (Unión Alemana de Médicos Homeópatas), que promueve la investigación y estudios de tipo científico sobre homeopatía, estando encargada de realizar cursos y de representar a los homeópatas ante el estado alemán.

Algunas aseguradoras privadas pagan los costos de tratamientos homeopáticos para todos los médicos, en general también los costos de los medicamentos homeopáticos. En 2009, un 8 % de los medicamentos vendidos en Alemania fueron homeopáticos. Según un estudio del Instituto Allensbach de demoscopia, en el mismo año uno de cada dos alemanes utilizó algún medicamento homeopático

ESTADOS UNIDOS

En los Estados Unidos, los remedios homeopáticos están regulados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés). Sin embargo, la FDA trata los preparados homeopáticos de un modo significativamente diferente a como trata a los medicamentos convencionales. Los productos homeopáticos no necesitan ser aprobados por la FDA antes de salir al mercado, no se les exige probar su seguridad, ni se les pide etiquetar sus productos con fechas de caducidad, ni son sometidos a pruebas que verifiquen sus contenidos y potencial. Las etiquetas de los productos homeopáticos, al contrario que los medicamentos convencionales, no tienen que identificar sus principios activos dado que tienen muy poca cantidad, o ninguna en absoluto.

Los medicamentos que tratan enfermedades graves solamente se pueden expender con prescripción facultativa, mientras que los productos homeopáticos que dicen tratar esas mismas enfermedades no tienen esta limitación, porque no son considerados medicinas.